lunes, 17 de mayo de 2010

A la Deriva


Seamos claros, España y la sociedad española está a la cola de los países punteros de Europa. Esto es así y nadie puede negarlo. Bien es cierto, que parte de esta "privilegiada" situación se la debemos a la dictadura que padecimos y el legado de ésta que aún convive con nosotros. Esto unido a unos políticos que no han sabido ni saben llevar a la nación para delante, nos da como resultado que no estemos entre las mayores influencias europeas.

Porque nuestro país es una nación inculta por naturaleza. Estamos aún anclados ideológicamente en un pasado oscuro y obsoleto. Si miramos, por poner un ejemplo, a Alemania, ellos son un país nuevo, moderno y con una mentalidad con vistas al futuro, pese a que pasó lo que pasó con el pequeño Hitler. Y todos los países que han sufrido una dictadura, represiones, totalitarismos o persecuciones, consiguen mirar al futuro y dejar atrás las estúpidas causas que los llevaron a la sin razón, pero ojo, sin olvidar para no repetir los errores.

En cambio, aquí, país rancio y avinagrado, seguimos con las mismas tonterías en la cabeza de hace siglos. Digo todo esto porque, el lector no me lo podrá negar, la amplitud de miras de los españolitos es escasa por no decir otra cosa. Me explico: aquí, si alguien habla, y no bien, pongamos de la Iglesia (loada sea), ¿de qué es tachado? exacto, de sociata o casi comunista. Si se hace una crítica al Gobierno de izquierdas (¿?) actual, ¿qué es?; sí, pepero o facha. ¿Por qué ocurre esto? Pues porque somos idiotas.

Qué pena que no sepamos tener una mente tan sólo un poquito más abierta, para poder discernir entre lo que son ideales y lo que es la realidad. Imaginemos una persona que por sus valores, pensamientos, personalidad o lo que sea es más afín a una postura de izquierdas. Normalmente votará, en el caso de España al PSOE. Y al cabo de un tiempo este partido empieza a tocar las pelotas de todo el país con una política nefasta, absurda e incomprensible. Este votante, ¿no va a decir que "vaya mierda de partido que gobierna"? Normalmente sí lo haría, pero en España no. Igual pasa con los votantes del PP. Estos que apoyan tonterías como la prohibición de los matrimonios homosexuales o la erradicación del aborto. ¿En serio el votar a un partido nos lleva a no criticarlo o estar en desacuerdo con sus medidas? Repito que en España sí.

Y nadie podrá decir que esto me lo estoy inventando o que tengo muy mal concepto de nosotros mismos. Miremos la prensa. ¿Critica algún medio de derechas al Partido Popular? Absolutamente ninguno. Y al revés es lo mismo. Esa es la prueba evidente de lo que digo, que vivimos en un Estado donde aún convive aquella maldita condición de "las dos Españas", que tantísimo daño nos hizo y nos sigue haciendo. Porque somos unos incultos, unos cazurros y unos tercermundistas. No tiene más. Aquí el gris no existe, o somos blancos o negros.
No hay motivo alguno por el que sentirse orgulloso de ser español (España, ese país que eleva a una cosa como Belén Esteban a la categoría de "princesa del pueblo". En Inglaterra era Diana y aquí esta, igualicas, vamos). Porque para el mundo, los españoles siempre seremos recordados por el exterminio y aniquilación que llevamos al Nuevo Mundo en el fatídico año de 1492 (por cierto, con la Iglesia Católica al frente). La historia nos recordará únicamente por eso. A menos que empecemos a ser un poco más inteligentes y usar el sentido común, cosa que parece aún queda bastante lejos. Muy lejos

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo contigo. Debemos o deberíamos despojarnos de esa morralla bipartidista(PP/PSOE)que tanto nos pesa en la conciencia dormida y en la mayoría de los casos conformista, y que tanta caspa otorga a este pais(que no nación), a mi juicio. ¿Cómo podríamos hacer esto los ciudadanos?, me estoy refiriendo a un cambio radical, o al menos alternativas de politica reales y que propongan y creen programas de gonierno que ilusionen a la gente, que las atraiga, pero no necesitamos más subnormales como políticos. Clase política la nuestra, que ha hecho de su capa un oficio en el que no hay otra opción que ser un trepa, estar instalado en la comodidad del sueldo público, el cochecito oficial, los "viajes de amistad" (sí si, creánselo, son reales estos viajes en nuestros queridos gobiernos) etc. Dirán los mas sensatos (quizás) que la solución está en el voto cada cuatro años. Para mí no, en absoluto, con el panorama actual, el voto es un instrumento esteril y corrompido, que solo sirve para legitimar a unos politicos, cada vez más imbéciles e inoperantes. Creo que debería haber una reformulación general en nuestra sociedad y en el mundo en general, para cambiar desde la base, la cultura, el trabajo, los valores, la sociedad...No es algo utópico ni "guai", hablo de cambio en el sisitema productivo, hablo de eliminar los paraísos fiscales, de un mundo con menos diferencias, de una conciencia responsable y verdadera en nuestras practicas cotidianas para con el medio ambiente, hablo de vivir bajo nuestras posibilidades reales (como hace una madre en casa:tanto tengo, tanto puedo gastar) etc. Y ahora vienene los de siempre, los que nos han llevado a esta mierda en la que estamos nadando y bebiendo, y nos siguen con la necedad de que "recuperaremos la senda del crecimiento", ¿pero que es eso señores? ¿crecimiento hasta donde? eso en MENTIRA, es otra vez lo mismo, la misma mierda pero con un lazo ¿hasta donde va a crecer la economía? ¿hasta el infinito? por favor...y encima hay por ahí un tío con barba y gangoso que dice ser la solución a nuestros males y que si el vuelve y reina entre todos nosotros, volveremos a ser ricos, volveremos a nuestro Mercedes Clase-S, a nuestro yate en Marbella y a ser todos "ricos"...que divetido, verdad? Pues nada, voten a ese señor y allá con las consecuencias, seguiremos atrás con respecto de Europa, e iremos rumbo del "desastre total", es sólo cuestión de tiempo, esto así no puede seguir...

    ResponderEliminar