miércoles, 30 de junio de 2010

La Fuente de la Lucidez


- ¿Cuál es el último libro que te has leído?
- Puff, pues ya ni me acuerdo.

Esta pregunta con su respuesta compañera es muy habitual que la veamos en los medios de comunicación cuando se celebra la Feria del Libro o algún acto importante relacionado con la literatura. Estos días he visto en varios medios cómo mucha gente presume de lo poco que lee. Y se quedan tan anchos. Lo único que me producen estas actitudes es pena. ¿Es cierto que en España se lee tan poco? Parece que sí. Y viendo el nivel cultural que tenemos es perfectamente creíble.

¿Cuántas personas se leen más de tres libros al año? Seguro que menos de la mitad de la población. Y eso es un problema. Porque los libros son la mejor fuente de cultura, de conocimiento y de imaginación que existe. Sólo hay que ver lo que se ha hecho a lo largo de la historia para mantener al pueblo en estado de dormancia: quemaban libros, quemaban el conocimiento. La quema masiva de libros y las persecuciones a sus creadores han sido una constante cuando se quería mantener las libertades oprimidas.

Esto ha sido así porque de los libros emana el conocimiento que poseemos, y el conocimiento nos hace libres, por eso la primera víctima de dictaduras y totalitarismos era esto, la cultura.
Así, sin cultura el pueblo no prospera -ni progresa- no existe un libre pensamiento y por tanto la sociedad se enfanga en la necedad. Por esto es tan preocupante que no leamos. Una sociedad que no lee está carente de saber, falta de imaginación y ello lleva a la mezquindad, que campa a sus anchas, por ejemplo, en nuestro país.

Es tan importante la instauración de la cultura en la mente colectiva, que una sociedad culta es una sociedad cívica, educada y respetuosa, cosas que a todas luces faltan en nuestras comunidades. Pero ojo, una persona versada en las letras no necesariamente es una mejor persona, como decía alguien; puede ser muy culta y ser un grandísimo hijo de puta. Lo que quiero decir con esto es que está claro que un pueblo casi analfabeto, como es el caso del español, nunca puede prosperar intelectualmente hablando.

Yo he conocido muchos memos, que su frase más recurrente ante la "comprometedora" pregunta sobre sus hábitos lectores es la socorrida y estúpida "yo espero a que hagan la película" o "yo sólo leo el Marca". Y ante esto, ante esta afirmación y demostración de vacío cerebral, uno no tiene más remedio que soreír y pasar a otro tema para dejar de sufrir con tonterías semejantes.
No es gratuito lo que digo, en España se lee poco, muy poco, y eso se refleja en la falta de educación, de respeto y de cultura que podemos ver cuando salimos a la calle, cuando nos relacionamos o cuando paseamos, hasta cuando encendemos la televisión. Esperemos que esta actitud cambie y poco a poco entendamos que los libros son, a día de hoy, el mejor bálsamo que podemos encontrar para el acuciante declive intelectual que nos rodea.

1 comentario:

  1. No puedo estar más de acuerdo con lo que dices! parece mentira que alguien se jacte de no leer. Malos tiempos para la lírica y para casi todo.

    ResponderEliminar