martes, 13 de julio de 2010

El triunfo de la sencillez


Por fin. España es Campeón del Mundo. Qué bonito suena. Y qué bien lo hemos pasado durante este mes que ha durado el Mundial.
Nunca, en la historia de nuestra selección hemos llegado tan alto. Y todo gracias a estos chavales que tienen y deben ser el ejemplo de todo el país. Porque su unión ha sido la unión de una nación continuamente dividida. Aquello que los ineptos "mandamases" no son capaces de conseguir, estos chicos lo han conseguido con humildad, sencillez y compañerismo.

Decía José Ramón de la Morena que esta selección ha sido la anestesia del país. Qué afirmación más acertada. En estos tiempos de incertidumbre, nuestro equipo nos ha hecho olvidarnos durante unas semanas la difícil situación en la que nos encontramos (unos más que otros y siempre los mismos). Nos han borrado de la cabeza los problemas, la depresión, las preocupaciones, en fin, todo aquello que continuamente nos sacude a muchos de nosotros. Eso es un logro que pocas veces más vamos a ver y sentir.

Porque este ha sido el triunfo de la calidad, del esfuerzo, de la amistad, de la unión de todos ellos y todos nosotros, y por qué no decirlo del amor. Ese hermoso beso de Iker Casillas a Sara Carbonero entrará en la historia junto a todos los momentos impagables que nos han brindado. Estos chavales, que muchos no tienen ni 25 años, encabezados por ese magnífico y noble hombre que es Vicente del Bosque, nos han regalado un pedazo de felicidad en estado puro, y da igual que te guste o no el fútbol, son unos tíos que quedarán en el recuerdo de 47 millones de corazones que vivieron durante un mes una bonita historia. Una historia que nos rescató de tantísimos problemas y sólo por eso ya merecen tocar el cielo, aunque seguramente eso ya lo han hecho. Porque habéis conseguido el gran milagro de hacernos estar orgullosos de ser españoles, para mí ya sois inmortales. Enhorabuena, CAMPEONES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario