miércoles, 8 de septiembre de 2010

"Las aventuras del buen soldado Svejk", vida y obra de un genio idiota


"Soy idiota. Me declaron idiota oficial". Esa frase repite continuamente el inolvidable protagonista de esta excepcional novela. Una joya salida de la literatura checa de la mano de Jaroslav Hasek, allá sobre los años 20 del siglo pasado.
Svejk, un soldado enrolado en el ejército austro-húngaro en la Primera Guerra Mundial, se ve envuelto en las situaciones más variopintas, saliendo como puede gracias a su supuesta estupidez, que en muchas ocasiones es en realidad inteligencia o sabiduría.

Podemos imaginarnos de antemano los momentos e historias que vive un sujeto que asume que es estúpido, en plena guerra, en pleno frente. Pasa por todas las situaciones posibles, hasta por manos enemigas y siempre recurre a su "discapacidad" para conseguir que los que lo redean sientan pena o compasión por él.
Sí, Svejk siempre -o casi siempre- sale airoso de sus penurias, aunque más de una vez se lleva una buena tunda, no va a ser siempre un buen escapista. Pero su verborrea, su chorro de experiencias vividas o inventadaas hace que cuando se ve envuelto en según qué situaciones, diga: "Conocí una vez un hombre que se parecía a usted y..." o "Esto yo ya lo cuando en tal ciudad....". Tiene historias para cada momento, para cada persona, y las usa a modo de flashback para contar su vivencia o invención.

Sólo hay que ver la portada que adjunto, bastante fiel, creo, para ver su cara e imaginarse lo zoquete pero a la vez cómico que es el buen soldado. Me parece que hay una edición ilustrada que creo que tiene que ser interesante. Desgraciadamente el libro no acaba, su autor murió antes de tiempo, y por tanto no existe un final como tal, así que la experiencia, aunque muy grata queda inconclusa. Una lástima.
Una lectura inolvidable, un personaje idiota pero entrañable -nunca exasperante-, unas situaciones hilarantes que más de una ocasión -y más de dos- nos hacen sonreír. Y reír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario