jueves, 11 de noviembre de 2010

5 deportistas españoles que no dan ejemplo (I)

Se suele decir, que el deporte de élite, aquel que goza de eventos seguidos a nivel mundial por millones de personas, debe ser un ejemplo y un modelo para la sociedad, especialmente para los jóvenes. Promulgan valores como el esfuerzo, la tenacidad, el sacrificio, la vida sana, que muchos deberían tomar como referencia en sus vidas. Últimamente, España está gozando de una generación de deportistas excepcionales, consiguiendo metas hace unos años impensables. Sí, España se ha colocado a la cabeza mundial del deporte, le pese a quien le pese.

Y tanto triunfo, tanta alegría, es inevitable que contagie a la sociedad, que nos sintamos orgullosos de los logros conseguidos por estos hombres y mujeres excepcionales. Mucho se ha hablado de la selección española de fútbol, por ejemplo, que son un grupo deportivo y humano ejemplar. Humildad, cercanía, respeto, entre otros elogios ha recibido en multitud de ocasiones. Es cierto, esta selección sí que es un ejemplo a seguir.

Totalmente de acuerdo. Estos profesionales tienen una responsabilidad para con la sociedad. Inevitablemente son foco de atención de todo un país, son seguidos y admirados por mucha gente y por tanto no están exentos de ser un modelo para muchos. Podría citar magníficos deportistas españoles que son, aparte de excelentes deportistas, humanamente ejemplares. Gente como Iker Casillas, Xavi Hernández, Iniesta, Pau Gasol o Rafa Nadal son grandísimos en sus respectivas disciplinas, pero también grandes personas. Personajes que cuando hablan o aparecen en televisión causan respeto y agrado por nuestra parte.

Para decir esto me baso sólo en su faceta pública, lógicamente uno no puede saber realmente acerca de su ser más íntimo, pero podemos hacernos una idea muy aproximada. En cambio, hay otros que ya no caen tan bien. Son también magníficos ganadores, eso no lo podemos dudar, los hechos están ahí, pero su actitud es, digamos, poco decorosa o atractiva. No son capaces ni de hacer el paripé para causar una buena imagen, y si lo hacen lo hacen mal. Deportistas poco educados, irrespetuosos, vanidosos, petulantes que incluso rozan la zafiedad. Nunca podré admirar a un campeón si su actitud es como he dicho. Hay quien separa la faceta deportiva de la personal, y admira sólo al deportista. Quien pueda que lo haga. No es mi caso, e igual que nunca me leería un libro de César Vidal o Juan Manuel de Prada no voy a seguir a un tipo que compitiendo es el mejor y como persona es una basura.

Puede que algún españolísimo diga que por qué hablo sólo de los españoles. Pues bien, por dos motivos. El primero porque lógicamente son los que más conozco, los veo diariamente en televisión o los escucho en radio. Es de perogrullo. Y el segundo es porque no soy un patriota, lo siento, no voy a dejar de hablar de alguien porque comparta algo tan artificial como la nacionalidad (por esta regla de tres podría alabar la Santa Inquisición Española por ser española). Así pues, allá vamos con los cinco deportistas que no dan ejemplo (ni deberían darlo):

5. Dani Pedrosa

No lo veo transparente. Tras esa cara de no haber roto un plato nunca puede que se esconda una mente retorcida y maquinadora. Su relación con Jorge Lorenzo es nula, pero nunca ha hecho nada por solucionarla, y es sabido que Lorenzo le ha tendido la mano en reiteradas ocasiones. Atiende a los medios siempre con mala cara, como si estuviera obligado a ello, y nunca es claro en sus declaraciones. Igualmente comprendo que su "enemigo" cause poca simpatía a muchos, pero no es mi caso.

4. Tenistas

Aquí voy a agrupar a tres. Lo siento, deben estar.
Fernando Verdasco: este tipo se gusta a sí mismo. No se puede salir a la pista como si fuéramos a una discoteca. Sus aires chulescos de fucker no casan con una persona que está en la élite del tenis mundial.
Feliciano López: más conocido por sus escarceos amorosos que por otra cosa. No se puede ser más pijo.
David Ferrer: de un tío que ha dicho que "las chicas no sirven para nada" no hace falta que añada mucho más, ¿no?

3. David Meca

Persona ególatra a más no poder. Presume de batir records que no le interesan a nadie. ¿Quién se explica que atraviese el océano Pacífico arrastrando una piedra de 500 kilos y no tenga ninguna medalla olímpica o un Mundial?

Los dos primeros, en los que me extenderé más sobre ellos, los dejo para la segunda parte, que la entrada ya está siendo muy larga. ¿Adivináis cuáles son? También se aceptan sugerencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario