miércoles, 6 de julio de 2011

'Mejor que el silencio', más allá de la música


"Todo lo que siento es amor por quienes me aman,
quien me reclama y aclama haciendo brillar mi llama.

Siento el drama nacer, cada mañana en mi regazo,

pero encuentro placer en la sonrisa y el abrazo"

No es la primera vez que traigo a Nach al blog, ya coloqué una fantástica canción de su anterior album, 'Un día en suburbia'. Porque fue este un grandísimo disco de rap, impregnado de un sentimiento y una rabia incomparables. Sin duda es uno de mis discos de cabecera, con esa larguísima oda final dividida en dos partes capaz de hacernos flotar sobre sus estrofas. Un disco que era absolutamente genial, y que tenía momentos casi insuperables, o eso creía yo. Afortunadamente, me equivoqué.

Porque aquí tenemos 'Mejor que el silencio', obra que no me tiembla el pulso al colocarlo entre los diez mejores discos que he escuchado en mi vida, y debo decir que musicalmente no es parca. Y creo que por más que diga en este artículo, por más que lo alabe, por más que ponga de manifiesto la belleza de los versos que pueblan cada canción, no voy a hacerle justicia. Podría decir que este albun de Nach está por encima del bien y del mal, una compilación de poesías que trasciende el estilo que las ve nacer, que traspasan las meras etiquetas y alcanzan la excelencia a través de un camino lleno de magistrales rimas.
Dicen que la música es arte, igual que el cine o la pintura. Esto siempre habría que matizarlo; no toda la música ni todo cine es arte, porque el que diga que una película de Michael Bay o un disco de Carlos Baute es arte demuestra muy poco aprecio por lo verdaderamente artístico. Igualmente son muy pocas veces las que podemos usar el manido -y desvirtuado- adjetivo de "obra maestra". Aquí, ante una colosal obra de arte, no se puede usar otro término.

Sí, para gustos los colores, pero hay cosas incontestables, que no admiten lugar a duda (¿alguien puede decir que 'Casablanca' no es una cima del séptimo arte?, por ejemplo). Este disco de Nach es capaz de hacernos sentir, pensar, divagar, soñar, incluso padecer, al zambullirnos en esa marea de libérrima protesta que subyace entre la complejidad de sus composiciones. Sus letras flotan sobre el recuerdo de aquellos que murieron por la justicia y la libertad, sobre qué será del futuro en nuestra soledad, sobre la bondad y la maldad del ser humano, sobre la bella amante que puede ser la música, sobre qué haríamos si tuviéramos que elegir entre matar o que nos maten...
No es un disco de hip-hop al uso. En sus composiciones hay un halo de amor -y esto puede ser chocante en el estilo-, de paz y de respeto por la vida, por aquellos desfavorecidos, adornados por las notas de piano con las que Nach suele engalanar sus canciones como si de un suave cuento se tratara. Por poner un ejemplo, la preciosa canción 'Ellas', en colaboración con el gran Ismael Serrano, simplemente se ubica en tus recuerdos para no poder dejar de pensar en tan hermosas palabras, dibujando un preciocista recorrido por aquellas sensaciones que nos acompañan a lo largo de nuestras vidas, esto es, la esperanza, la soledad, la pasión, etc.

Son tantos los versos capaces de hacernos sentir lo que narran, con una cadencia que poco a poco nos van hipnotizando, atrapando entre sus esquinas, instalándose en nuestra memoria. Y si tuviera la difícil tarea de elegir dos cortes -uno sería imposible, y dos casi también-, permitidme seleccionar dos que considero más que sobresalientes, por su sensibilidad, por su luz, por su compromiso:
La primera, 'Humano ser': muchas veces he hablado en este blog sobre la maldad humana, sobre las torturas que somos capacer de infligir a nuestros semejantes. Esta canción habla sobre eso, pero igualmente sobre la bondad, de esa dualidad de nuestro ser, que nos hace ser capaces de lo peor y de lo mejor, de amar y matar. Valga como ejemplo:

Los besos que se dieron, los muros que distanciaron,
los lazos que unieron, disparos que retumbaron,
los golpes que hirieron, inventos que deslumbraron,
Las luces y sombras que nombran al ser humano.
Los genios que inspiraron, abrazos que liberaron.
las guerras que asolaron, la sangre que derramaron,
los héroes que brillaron, villanos que torturaron,
las luces y sombras que nombran al ser humano.

[...] pintaste el olvido en guetos de Asia y África,
mientras entonabas sonetos repletos de frases mágicas.

Sin palabras, ¿verdad?


La otra canción, que repito, las incluiría todas -casi todas, porque bien es cierto que hay un par de ellas que sobran- , es 'El idioma de los dioses'. La canción que cierra el disco es un tributo a la música, a esa amante que "da sentido a mi existencia". Con unos primeros dos minutos absolutamente inolvidables, que más parecen una carta de amor que una canción, es la mayor declaración de admiración por este arte que sólo lo es a veces -en muchísimas ocasiones es maltratado vilmente-. Esa suave guitarra de fondo, ese piano inicial, el recuerdo de aquellas figuras como Michael Jackson, E. Morricone. Vivaldi o Bob Dylan, hacen de esta canción un broche perfecto para un conjunto que es mucho más que un disco, más que poesía, más que música.

A continuación os dejo estas dos canciones, sólo una pequeña muestra de un disco del que por último sólo puedo decir una cosa a su creador: gracias.


'Humano ser':




'El idioma de los dioses':




2 comentarios:

  1. Excelente. Soy un gran admirador de Nach...
    Hasta ahora (y después de tantos años escuchando todo tipo de Rap) para mi es el mejor MC. Ese estilo, esos versos, ese vocablo mágico, perfecto, coherente, inigualable. El mensaje que transmite sin duda es insuperable, son piezas de un puzzle que todos tenemos mezclado, es el grito que todos deseamos realizar y el silencio que todos guardamos en la oscuridad de nuestros más íntimos pensamientos. Sus bases son también una pasada muy trabajada, original, cuidada y acompañada por unos instrumentos bellísimos.
    Le llevo escuchando desde sus primeros discos, siempre ha tenido alma para ésto y siempre sacará la cabeza ante el montón... aunque también existan otros MC's muy grandes, ninguno a podido igualarle hasta ahora. Yo creo que ésta gran persona, Nach, en un futuro... va a ser recordado y valorado todavía más de lo que es ahora, quizás... cuando muera, como muchas celebridades.

    ResponderEliminar
  2. Llevas toda la razón, David, Nach tiene algo distinto a los demás, su mensaje es mucho más profundo y poético que el de cualquiera, posee un lirismo como yo no he visto en ningún otro. Creo que sus discos son la medicina perfecta para estos tiempos tan subyugantes que nos han tocado vivir. Es la voz contra el poder, la codicia, la esclavitud. Es un artista imprecindible.

    Gracias por el comentario. Un saludo!!!!

    ResponderEliminar